¡"Víctima" de mi propio libro!

Posted by on Nov 26, 2012 in Uncategorized | 10 comments

¡"Víctima" de mi propio libro!
Como muchos sabréis, mañana sale a la venta el primer libro que publico y que da nombre a este blog. Y como todas las primeras veces hay cosas que te sorprenden para muy bien y otras… pues no. En general sólo puedo decir que me considero una persona muy afortunada, y agradezco muchísimo la oportunidad que me ha brindado mi editor al apostar por mi y lo bien que en general  me han tratado y me han hecho sentir. Es así.
Sin embargo, me ha pasado una cosa muy curiosa con el libro y quería compartirla. El caso es que el jueves pasado me llegó el primer ejemplar, y después de -cual madre primeriza- colgarlo en Facebook con toda la ilusión del mundo, me propuse volverlo a leer… así que me puse el “modo autora on” e inicié la lectura. Y claro, cuando vas en modo autora on lo único que ves son “fallos”. El primero lo vi en las dedicatorias… Se supone que las dedicatorias es ese lugar reservado para las personas que han ayudado a que ese libro exista, y lo único que esperas es arrancar una sonrisa a aquellos a los que van dirigidas… una sonrisa, no una carcajada. En realidad estoy hablando de un “fallo” de sólo dos letras, pero que consiguió que la dedicatoria en lugar de transmitir agradecimiento, transmitiese una imagen del homenajeado y mía como de “ácratas literarios fundamentalistas anti-RAE”.
Yo lo único que quería era transmitir a un gran amigo mío lo mucho que me habían ayudado sus comentarios  a hacer un libro más fácil de leer (más limpio) y más bonito (más “esplendoroso”) y para ello escribí:
A Fede por haber hecho con este libro lo que la RAE hace con el español, sin embargo al editar pasaría cualquier cosa y se escaparon dos letras de más y se lee:  A Fede por no haber hecho con este libro lo que la RAE hace con el español. En general soy muy fan de la RAE, sobre todo a nivel marca, su lema será probablemente uno de los más conocidos por los españoles, y yo sólo quería decir que mi libro era más limpio y más esplendoroso gracias a él, no que guardo un rencor interno por los señores de los sillones con letras…
Bueno– pienso, –da igual,  nadie se lee las dedicatorias, no pasa nada– y sigo leyendo hasta que llego a un apartado en el que hablo de la importancia del enfoque, y me encuentro con que en la última revisión  yo había pedido que se eliminase un paréntesis y se añadiese un nuevo párrafo, y veo que sí se había añadido el párrafo pero no se había quitado el paréntesis, por lo que decía dos veces lo mismo y quedaba un poco raro. Mi primera reacción fue la de “enfadarme”… y luego, la de reírme: me acababa de dar cuenta de que estaba leyendo el libro con el modo autora on, no con el modo lectora on. Todo el libro se basa en la premisa de que la creatividad, como la vida, no es cuestión de técnica sino de actitud, y que la actitud no se enseña, pero sí se aprende gracias a la inspiración, por lo que el libro es un conjunto de actitudes creativas inspiradoras escogidas para hacer nuestra vida más fácil y más feliz. Así que ¿Qué hacía yo “amargándome”?¿Por qué no cambiar el chip de escritora buscando fallos y poner el de lectora buscando cosas interesantes? Si cambiar de actitud es cambiar de vida ¿Cómo dejar la actitud de cabreo por una útil? ¿Cómo aplicar las actitudes del libro a lo que me acababa de pasar?  La primera que me vino a la mente fue la de David, el pequeñajo de David y Goliat  que en el libro aparece como el encargado de inspirar a sacar ventaja de cualquier situación viendo las cosas de la forma más positiva posible. David debe este “honor” a una anécdota que leí de él en internet y que es fiel reflejo de este objetivo:
Cuando David se enfrentó a Goliat, los israelitas pensaron:
 “Es un gigante de un tamaño colosal. No podremos vencerlo”
David pensó en cambio:
“Es tan grande que no puedo fallar el piedrazo” 

La realidad para los israelitas y Goliat es la misma, la interpretación que hacen ambos de la situación, no. La realidad es que a la hora de editar simplemente se había pasado un paréntesis, la interpretación podría ser como un fallo y el posterior enfado o como una doble oportunidad: por una parte aprovechar la circunstancia para dar contenido al blog (léase este post) y por otra, pensar en qué se podría hacer para que no volviese a pasar… En este sentido en el libro hablo de otra actitud, la de Gaudí, de hecho, el famoso arquitecto catalán siempre decía “El árbol es mi maestro” y en esa actitud explico como unos sectores pueden aprender de otros. En este caso el mundo editorial podría aprender del mundo de la publicidad, ya que en publicidad antes de publicar cualquier contenido todos los creativos implicados en él lo firman, asegurándose así una lectura final muy minuciosa por varias personas. 

 
Además, curiosamente, ese paréntesis de más está en un apartado de la actitud de Einstein donde comento que donde pones la intención pones la atención. Mi intención con el modo autora on era descubrir fallos, muy al contrario que cuando vas con el modo lector on, donde lo único que quieres es disfrutar y descubrir conocimiento. También comento que donde pones la atención pones la emoción, mi atención estaba en los fallos así que mi emoción estaba en el cabreo, hasta que me di cuenta y puse mi intención no en quejarme sino en aprender e incluso sacar provecho de la situación. 
 
La última actitud que me provocó una sonrisa fue la que cierra el libro, la de Gandhi que siempre decía “Mi vida es mi mensaje”. Así que una persona que había escrito un libro sobre cómo aplicar la creatividad en la empresa y en la vida sería muy incoherente si al darse cuenta de un mínimo error se quejase y no lo reconvirtiese en algo útil: como mínimo en un aprendizaje (por si hay próxima vez), y en este post.
 
Pues eso, que soy muy feliz de poder publicar el libro mañana y que gran parte de mi felicidad se la debo a mi editor que apostó por mi con la única garantía de su intuición. Como autora no puedo decir si el libro es bueno o malo, si está bien o mal escrito, pero después de esto sí puedo decir sin mentir que leerlo resulta útil, al menos para mi.
 
Me despido con una frase que también es despedida de una parte del libro:
Tener conocimiento suma, tener actitud, multiplica.

PS he de decir que tras la edición el libro ganó mucho en claridad y en uso correcto del complemento directo (no sabía que se me daban tan mal) y que simplemente hago referencia a un par de cosas que se pasaron de las muchas que se mejoraron.

Además, Fede, el de la dedicatoria, está encantado, dice que la dedicatoria con ese no la hace aún más especial.

10 Comments

  1. ya que mencionas a Einstein: “El secreto de la creatividad es saber como ocultar las fuentes.” no Diana?

    • Desde que me explicaron el contexto en el que dijo esa frase Einstein me encanta. Einstein no se refería a apropiarnos del trabajo de otros y hacer como si fuese nuestro, sino a que aunque somos influenciados por otras grandes personas, debemos dejar atrás a esas personas y convertirnos en un individuo único y original, que aprende diferentes valores de diferentes personas. Y justo eso va el libro!
      Hay un post muy interesante sobre Einstein que lo explica: http://www.eliax.com/?post_id=4273

    • Que raro porque hay frases y hasta párrafos enteros basados en el trabajo de otros que no citas, y haces como si fueras tuyo. Hasta la frase con la que cierras el libro la he escuchado de otra persona que lo usa en todos sus talleres desde hace años. Eso no es “convertirte en un individuo original y único”, eso es una burda copia. Con lo fácil que hubiese sido poner donde lo has aprendido.. pero no.. así queda como que sale de tí no? Ahora entiendo porque el libro se llama inspiritismo.

    • EL libro se llama inspiritismo, y está basado en el poder de la inspiración y está LLENO de referencias. Y claro que he aprendido mucho de muchos talleres, pero he preferido citar a los libros sobre los que se basan los talleres que a las personas que los imparten para que quien quiera pueda recurrir a ellos.
      Pero por favor, si quieres sé más concreto y dime específicamente qué contenido propio de un formador he usado sin citar y si es así y hay segunda edición del libro estaré encantada de citarlo

  2. Vaya, buena edición de la respuesta. Tal vez aconsejada por abogados. En fin..

    Me gustaría saber de que libro has sacado la frase final de tu libro, o quien te ha enseñado algunos de los ejercicios y autores que citas.

    Hace poco le escribí a mi profesora de la secundaria diciéndole Gracias, fue una de las experiencias mas bonita que he vivido.

    Claro que podría haberle escrito a los autores que ella me enseñó, y podría no decirle a nadie que fue gracias a ella que los conocí. Pero eso sería Engañar, Sería ser desagradecido, sería ocultar una verdad con la vista solo puesta en mi ombligo o sea en mi ego.. en otras palabras, hacer eso sería muy feo.

    Yo prefiero citar, yo prefiero honrar a mis maestros, yo prefiero decir: Gracias.

    Buena suerte con el libro, después de todo: Imitation is the sincerest of flattery.

    • Espera, a ver si yo consigo entenderlo: voy a darle las gracias a mi profesor de 2º de BUP por haber escrito El Quijote. Y a mi amigo Santi por haber metido el Gol de Messi que me enseñó el otro día en youtube. Y a mi madre por haber descubierto los rayos X esos a los que me llevó cuando tuve un esguince.
      Es muy gracioso imaginarse a un compañero de clase de Plácido Domingo diciendo algo así: “Plácido Domingo no me da las gracias cada vez que canta la Canción de la Alegría, y yo fui el que le dijo que Beethoven entraba en aquel examen.”
      Es una vergüenza que la autora no le haya dado las gracias a Nebrija por haber establecido las reglas del castellano en el que está escrito el libro, ni a la RAE por haberlo conservado, ni a su madre por haberle enseñado las primeras palabras en ese idioma…

    • Pues si deberías haberle agradecido a tu profesor de 2º BUP, no por algo que no hizo, claro está como dices tontamente en tu mensaje, pero mas que nada porque seguramente sin el no hubieses leido el Quijote y su compromiso y su entrega para lograr que tu descubrieses cosas nuevas y las aprendieras es de agradecer.
      Veo que también tú eres un poco desagradecido, pero sí es verdad que coincidimos en una cosa: Es una verguenza.

    • Es que verás: resulta que El Quijote es un lugar común entre todos los profesores de literatura del universo, un tema ineludible entre todos los profesores de literatura española, y un tema obligatorio entre todos los profesores de literatura de 2º de BUP. Ya si eso le agradezco al ministro de turno meterlo en el temario. O a la sociedad que lo encumbró durante siglos como para obligar al ministro de turno a meterlo en el temario.
      Se me ocurre una cosa para que mi profesor de 2º de BUP se gane mi agradecimiento por haberme explicado algo que no le quedaba más remedio que explicarme: que escriba un libro crítico sobre El Quijote que aporte cosas nuevas de verdad, que me resulte lo suficientemente interesante como para leerlo, y que pueda llegar a influirme más allá de la anécdota, como para tener que agradecerle esa visión original si algún día me decido a escribir otra visión crítica del Quijote.
      Pero vamos, que si ese profesor se pica porque cito pasajes del Quijote que él también cita (Los Molinos, Clavileño…) Y QUE HA ESCRITO CERVANTES, es que está tan loco como Don Alonso Quijano y ve gigantes en lugar de molinos.
      Y si además se dedica a ir mendigando agradecimientos por ello (delirante 🙂 entonces es que quiere: 1 – Apropiarse de un material que es tan público como para que él mismo lo haya utilizado sin ser suyo. 2 – Apropiarse de unas reflexiones que no son suyas ni coinciden con las suyas, sólo porque parten del mismo material. 3 –
      Obtener un momentito de relevancia arrimando el ascua a la sardina en una fetichista ceremonia de la confusión mediante anónimos indignados al estilo “que parezca que sé mucho más de lo poco que digo y no que soy incapaz de decir nada más”.
      En fin.
      De sainete cutre.
      Lo único que lamento es haber traído a colación a mi profesor de 2º de BUP como ejemplo para poner cara a un anónimo así. A fin de cuentas, él sí explicaba bien el libro…
      Y tengo que curarme esta manía de entrarle a cualquier tarado en cualquier sitio porque me roban más segundos de los que merecen.

  3. 1- Hay muchas frases originales en el libro, que están copiadas tal cual, hasta como cierra el libro.

    2- La clase te la dio tu profe, no cervantes.. deberías ser mas agradecido con tu profe.

    3- Veo que eres tan irrespetuoso como desagradecido, no tiene mucho sentido tener la discusión con alguien así, yo no soy quien creeis que soy, pero si se de quien estamos hablando.

    4- Es una felicidad que alguien brillante como Diana pueda publicar su genial libro, es una tristeza que recurra a plagiar cosas y no dar reconocimiento en lugares donde debería haberlo hecho y lo sabe.. evidentemente esta rodeada de la gente equivocada (como tú) que no ayudan a que sea mejor persona..

    Un saludo!

  4. 1 – Lo de llamar plagio a frases sueltas es muy grande, sí señor. No contemos todas las frases sueltas que has escrito en tus comentarios que alguien alguna vez ha escrito antes.
    2 – No eres cansino con este tema, ni nada. Madre mía.
    3 – Tú eres un anónimo: no mereces absolutamente ningún respeto, nené. Y no tengo maldita idea de quién puedes ser ni tú ni de quién hablas. Ni me importa lo más mínimo, por cierto. Pero tú, ¿estás jugando a algo o qué?
    4 – Bla, bla, bla… y bla. Las lecciones morales entre mayores de edad, mejor al púlpito o a libros de autoayuda.

    El saludo de un anónimo es vacuo por definición. Y saludar a un anónimo también.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sitio mantenido por Wordpress Seguro