“TODAVÍA”, el nuevo ABRACADABRA

Posted by on Ago 11, 2016 in Uncategorized | 8 comments

“TODAVÍA”, el nuevo ABRACADABRA

“Dicen que todo ser humano es un mago y que por medio de las palabras puede hechizar a alguien o liberarle de un hechizo”. Lo que no dicen es que ese “alguien” puedes ser tú mismo y que una de las palabras que más puede ayudarte a tener una vida más mágica -o al menos más feliz- es la palabra  “todavía”.

El poder de esta palabra me lo mostró mi amiga Carmen al contarme una historia preciosa que supuso un antes y un después en la historia de su familia. Parece ser que cuando Carmen apenas tenía 20 años fue al médico a una revisión de rutina sin imaginar que esa visita se convertiría en una re-visión en el sentido más literal de la palabra. Desde esa visita ya no volvió a ver la vida igual.  En ese punto de su vida Carmen había perdido a sus padres y aún no había encontrado un trabajo estable ni pareja. Al llegar a la consulta el médico entabló la típica conversación. Para romper el hielo lo primero que le preguntó fue que qué había estudiado… Ella le contestó que no había acabado la carrera… -TODAVÍA-. contestó él. A continuación le preguntó que en qué trabajaba, ella le dijo que no tenía trabajo, y él le volvió a contestar -TODAVÍA- . Finalmente, le preguntó si tenía pareja, y una vez más ambos repitieron la conversación: ella le dijo que no, y él, que TODAVÍA. Ella fue a cuidar de su cuerpo, y sin embargo, lo que se “le curó” fue el alma. Carmen que ahora tiene un trabajo que le encanta, un marido que adora y una hija maravillosa (no acabó la carrera y ni falta que le hace) dice que desde entonces la palabra TODAVÍA es una palabra talismán para su familia, y que cuando se encuentra estancada o en una situación difícil se acuerda de ese médico y de esa palabra, y de repente, lo imposible sólo parece cuestión de tiempo…

Pero mi amiga Carmen no es la única enamorada de la palabra TODAVÍA, hay una escuela en Chicago que también es consciente de su poder y que en lugar de suspender a sus alumnos les califica con un “todavía no”. Y eso que puede parecer un matiz insignificante puede convertirse en algo que marca la diferencia. Y es que de alguna manera un suspenso se percibe como un resultado final,  como un muro que te separa de donde quieres llegar y sin embargo, un “todavía no” se ve más bien como parte del proceso de aprendizaje, como un puente que simplemente hay que cruzar para llegar donde quieras.

Consciente de ello, la doctora en Psicología y profesora de la Universidad de Stanford  Carol Dweck realizó un experimento con un grupo de niños de 10 años a los que enfrentó a un examen cuya dificultad era superior a sus conocimientos. Curiosamente la mayoría de los niños reaccionaron de dos maneras diferentes. Unos vieron ese examen desde la “tiranía del ahora” y como sabían que carecían de conocimientos suficientes para aprobar lo hicieron desde una actitud de agobio y enfado, y fracasaron, y otros lo vieron desde una “actitud de todavía”, y se lo tomaron como un reto y de forma mucho más positiva. De hecho, en su libro Mindset, la doctora afirma que hay dos grandes tipos de mentalidades. La mentalidad fija (centrada en la tiranía del ahora que huye del error) y la mentalidad de desarrollo ( centrada en una actitud de todavía mucho más comprometida que no huye del error sino que lo considera parte del proceso de mejora). Afortunadamente nos da un mensaje de esperanza porque afirma que todos tenemos la capacidad de convertir una mentalidad fija en una de desarrollo aunque no lo hayamos logrado. Todavía. Tiene una charla TED más que recomendable que podéis ver aquí: http://bit.ly/2b1F3Bl

Pero la magia del “todavía” no sólo se puede aplicar a la forma de pensar… también sirve para las ideas en sí. Vivimos en un mundo binario de ideas buenas o malas, ojalá empezásemos a utilizar el concepto de “ideas todavía”, es decir, ideas que en principio pueden parecer malas, pero que al verlas como “todavía” no fuesen percibidas como un resultado final sino como parte del proceso y justo por eso pudiesen servir como inspiración para conseguir algo mejor. Creo que todos preferiríamos escuchar que hemos tenido una “idea todavía”, no una idea de (…) ¿no?

La vida está llena de “todavías”, sólo se necesita un poco de empeño e implicación para encontrarlos en cualquier momento y en cualquier lugar. Todo, absolutamente todo, da igual que se trate de una situación, de una idea, de un problema o incluso de una relación cambia si lo vemos como una parte más del proceso (y probablemente la peor parte) y no como un resultado final. Es bonito y esperanzador (y hasta mágico) pensar que si algo no ha acabado bien es que no ha acabado. TODAVÍA. Quizás todavía es la coma que sigue al punto final y lo transforma.

Por cierto, la palabra abracadabra es más mágica de lo que parece: proviene del arameo y significa yo creo como hablo… Quizás no haya mejor hechizo que pensar que  Hoy es siempre TODAVÍA

8 Comments

  1. Todavía es como si viniese de toda la vía por delante, toda vía, todo el camino por recorrer, todo es esperanza y alegría de que llegarás…Disfruta del camino!
    Qué palabra reinventada, Diana!!
    Graciasss

    • “Toda vía” ¡Me encanta! Lo añadiré para el libro sí o sí! …El libro sólo puede mejorar contigo! ¡Qué ganas! 🙂

  2. Me gusta . La aplicare siempre. Todavía.
    Gracias

  3. Gracias Diana!
    Al leer tu reflexión me ha venido a la cabeza una charla que mantuve a cerca de los emprendedores de éxito. Nuestra reflexión venía por la diferencia entre las palabras:
    Persistente > Perseverante > Tener Determinación

    Según mi opinión, tener determinación engloba a las anteriores pero añadiendo a la acción/acciones: foco, objetivos y plazos

    Quizás ‘Todavía’ es lo que nos ayuda en el dia a dia para poder Tener Determinación.
    >Todavía no ha pasado pero voy a hacer que pase.

    Me encanta Diana, gracies

  4. Lo aplico desde ya mismo. Gracias!?

  5. Genial! La frase es de Wislawa Szymbirska

  6. ¡Abracadabra! A veces los ángeles tienen alas y a veces dos piernas y mucho sentido común… y ojos para ver lo que pasa a su alrededor… y cambian vidas o regalan una sonrisa (las dos cosas son bienvenidas). Ese “todavía” y esa “Toda Vía” que comenta Juanjo pueden convertirse en una filosofía de vida que haga que siempre te levantes, siempre, pese a todo. Gracias, Diana.

  7. Fantástica palabra, debería ser un canto a la libertad, TODAVÍA, deja abierto un sinfin de posibilidades , de caminos, de sueños, de vida, deja todas las puertas y todas las via abiertas. La llevaré siempre en mi equipaje, mil gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sitio mantenido por Wordpress Seguro